domingo, 30 de junio de 2013



Mi historia.

Mi nombre es Jose Antonio Colina Pulido, actualmente me encuentro exiliado en los Estados Unidos desde hace nueve anos protegido bajo la Convencion de las Naciones Unidas contra la Tortura, por ser un perseguido politico del regimen de Hugo Chavez. Naci en Caracas-Venezuela el 17 de Abril de 1974 en la Parroquia Sucre , y soy hijo de una educadora Gisela Pulido Sanchez y de un Auditor de Hospitales Antonio Benito Colina. Me gradue con honores de la educacion basica, y a la edad de quince anos en el ano de 1990 ingrese a la Escuela de Formacion de Oficiales de la Guardia Nacional de Venezuela (EFOFAC) , de donde egerese en al ano de 1995 con el grado de Sub-Teniente y con el titulo de Licenciado en Ciencias y Artes Militares, especialista en Seguridad, donde ocupe el segundo lugar en el orden al merito entre noventa y nueve (99) oficiales y obtuve la mencion Magna-Cumlaudem. Como oficial profesional de carrera realize 75 cursos de capacitacion profesional en diversas areas, siendo los mas relevantes los que realice en la Academia Interamericana de la Fuerza Aerea de los Estados Unidos, en el ano 1998, el de Oficial de Abastecimiento donde me gradue con honores distinguido por haber obtenido el primer lugar en el orden al merito, y en el ano 2001, el de Logistica internacional donde me gradue tambien con honores distinguidos por haber ocupado el segundo lugar en el orden al merito. Durante mi vida como militar en Venezuela tengo doce medallas de condecoraciones y cuarenta barras de honor al merito por servicios y acciones distinguidas y una maestria en Gerencia de Mantenimiento culminada en Venezuela en el ano 2001 en la Universidad Experimental de las Fuerzas Armadas (UNEFA). Formo parte del grupo de Oficiales que en Octubre del ano 2002 exigimos la renuncia del Presidente de Hugo Chavez, por violar la Constitucion Ncional y permitir la presencia de la guerrilla colombiana y de elementos extranjeros en territorio venezolano, que se conocio como los Militares de la Plaza Altamira, quienes nos declaramos en desobediencia legitima amparados en el articulo 350 de la Constitucion Nacional hasta que Hugo Chavez se fuese del poder, lo que nos origino persecucion politica dentro de Venezuela. En mi caso fui acusado de haber perpretado los ataques a la Embajada de Espana y el Consulado de Colombia en Venezuela en el febrero ano 2003, situacion que me llevo a la clandestinidad durante ocho meses en Venezuela y que posteriormente obligo a mi salida del pais, ya que los organismos de seguridad del estado, especificamente la policia politica (sebin) y los grupos paramilitares del gobierno buscaban mi eliminacion fisica. Tras una ligera permanencia en Colombia, vine a los Estados Unidos en Diciembre del ano 2003 donde solicite Asilo Politico al arrivar al Aeropuerto Internacional de Miami. En ese momento fui puesto bajo la custodia de las autoridades de Immigracion en el Centro de Detenciones de Krome y comence a tramitar mi caso de Asilo Politico, al mismo tiempo que el gobierno de Venezuela solicitaba mi extradicionde los Estados Unidos, acusandome de terrorista. Despues de catorce meses de audiencias en Febrero del ano 2005, el Juez de Immigracion Neale Foster, nego la peticion de asilo politico, por las acusaciones existentes en mi contra , pero detuvo la deportacion a Venezuela amparado bajo la Convencion de las Naciones Unidas contra la Tortura por considerar que si regresaba a Venezuela iba a ser victima de torturas y trato degradantes. La Fiscalia de Immigracion apelo la desicion del juez y es asi como estuve detenido durante una ano y dos meses mas, hasta que realice una huelga de hambre de treinta y tres (33) dias, y se obtuvo una negociacion con la fiscalia de retirar las apelaciones y dejarme en libertad bajo un sistema de supervision minima. En Abril del ano 2006, fui dejado en libertad y en Mayo de ese mismo ano, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, nego mi estradicion a Venezuela por considerar que no existian pruebas que sustentaran las acusaciones que se hacian en mi contra. Durante el tiempo que he estado en libertad supervisada por el Servicio de immigracion de los Estados Unidos, estudie una maestria en la Universidad del Este en Administracion de Negocios, culminada en el ano 2009, funde la Organizacion de Venezolanos Perseguidos Politicos en el Exilio (Veppex) en Agosto del ano 2008, que actualmente ayuda a los exiliados politicos venezolanos que vienen a los Estados Unidos y tambien a los que van a Panama, Costa Rica y Espana. He aportado informacion a la DEA, para demostrar los lazos de funcionarios militares venezolanos con el narcotrafico. Hemos aportado pruebas de la presencia de empresas Iranies sancionadas por la Onu y por el Departamento de Estado, construyendo plantas procesadoras de uranio en Venezuela. Hemos denunciado ante el Departamento de Estado las labores de espionaje de funcionarios diplomaticos venezolanos en territorio norteamericano y logramos la expulsion de la Consul de Venezuela en Miami, de los Estados Unidos por desarrollar estas actividades y por ser un miembro de la policia politica venezolana. Se han establecido excelente relaciones con miembros del Congreso de los Estados Unidos y fundaciones de prestigio como la Fundacion George W. Bush, ademas de ser un analista de la situacion politica de Venezuela con mas de trescientas entrevista a televisoras locales y agencias de noticias internacionales.

Jose Antonio Colina.
Exiliado Politico Venezolano.

En Dios Confiamos.

2 comentarios:

Freddy J. Chirinos M. dijo...

tremenda historia brother, sepalo que aca en mexico tiene un amigo, mas que un paisano, siempre le he dicho a mi familia, que si me hubiece graduado, estaria preso o en el exilio, porque habria estado en Altamira al igual que tu, pero el hubiera no existe y tu si lo hiciste, contactame bro

gustavo jose aguilar dijo...

Un delincuente este tipo que se disfraza entre historia bonita, creanme, el que odia la revolución lo verá como un héroe y el que es chavista como un payaso mas, pero la verdad absoluta es que es un delincuente que puso una bomba donde se hicieron investigaciones y que escudándose en leyes a su medida cometió DELITOS MILITARES Como faltar a su comandante en jefe. Conclusión: Un payaso delincuente que vive de su "exilio". Así cualquiera es disidentes tan fácil. Payaso? Si, eso si lo es